miércoles, 17 de mayo de 2017

Soneto de 'Crónicas de una bruja universitaria'

Hoy comparto con mucho cariño e ilusión un soneto que me ha llegado de parte de un poeta y lector de Crónicas de una bruja universitaria: A. Urbano. 

¡Muchas gracias por esta idea tan original! Me ha hecho mucha ilusión leer el poema :-)

Allá va.

UNA BRUJA UNIVERSITARIA
FanArt creado por el blog Un rincón entre sueños

La Silvia Serret tiene una bruja
que es bonita y no tiene dueño,
te hechiza para no tener sueño
y te introduce en una caja.

Es orgullosa con su ex pareja,
todavía no ha cumplido el año
que el calimocho le hizo daño
en la Ciudadela cerca la reja.

Bebió acompañada por engaño,
de Aarón no tiene ninguna queja.
Todo pasó lo mismo que antaño.

Cano miraba y se puso roja,
hacer ese desprecio es extraño:
¿qué le pasará a la pelirroja?

                                A. Urbano B.

lunes, 1 de mayo de 2017

🎥Reseña: Las chicas del cable (serie de televisión) y calendario de mayo


Género: Drama
Tema principal: Hablarán de ti y de mí (interpretado por Vanesa Martín)
País de origen: España
Época de ambientación: Año 1928
Temporadas: 1
Episodios: 8
Empresas productoras: Netflix y Bambú Producciones
Dirección: Ramón Campos
Creada por: Ramón Campos y Gema R. Neira
Reparto: Blanca Suárez, Nadia de Santiago, Ana Fernández, Maggie Civantos, Ana Polvorosa, Yon González, Martiño Rivas, Nico Romero, Borja Luna, Sergio Mur, Concha Velasco.

En el año 1928 muchas jóvenes mujeres llegan de distintos puntos de España tras abrirse la empresa que revolucionará el mundo de las telecomunicaciones. La historia narra el giro que toma la vida de las cuatro jóvenes cuando se trasladan a la capital española para trabajar en esta empresa. Sus diferentes historias tienen el nexo común de que están atadas por su familia, su pareja o sus recuerdos.


A pesar de que generalmente no publico reseñas de series de televisión, me ha parecido importante hacer esta, porque nos encontramos ante algo excepcional: Las chicas del cable es la primera producción de Netflix España, una co-producción con Bambú Producciones (Velvet, Gran Hotel).

En esta reseña voy a hablar de los aspectos que más me han gustado de esta primera temporada de la serie y los que más me han disgustado.  

Antes de nada, quiero destacar que me ha llamado la atención ver juntos a parte del elenco de El Internado, una serie que en su día me pareció bastante interesante. En el primero episodio, Martiño Rivas ha hecho alusión al dinero que sus padres se gastaron en un internado (¿se referirá a Laguna Negra?).

En primer lugar, he leído críticas en las que se dice que la ambientación no representa adecuadamente el Madrid de los años 20, que si la música electrónica no se escuchaba en esa época, etc. Al contrario de todo lo que he leído por ahí, no considero que este punto sea criticable. En ningún momento, se ha dicho que la intención de esta serie sea presentar un cuadro de costumbres del Madrid de los años 20. Para mí, la ambientación es impecable (como en Velvet, que también me pareció muy cuidada). Justo este aspecto, creo que es el más fuerte de esta productora: el cuidado por la ambientación de sus historias. En esta línea, como no creo que haya intención alguna de mostrar el Madrid real de los años 20, la música escogida tampoco tiene por qué ser realista. Se ha optado por transmitir la idea, no exenta de romanticismo, de los locos años veinte muy al estilo de El Gran Gatsby (la última versión, la de Leonardo Di Caprio). Este aspecto no me ha disgustado en absoluto. Además, he disfrutado mucho con los detalles del ambiente.

En segundo lugar, los problemas contra los que luchan las protagonistas me han parecido muy reales y de interés actual. Las protagonistas (todas ellas de diferente manera) son mujeres fuertes, con las ideas claras, con ambiciones, sueños y esperanzas, que no quieren ser sometidas, y eso me gusta.  

Ahora bien, lo que menos me ha convencido ha sido la historia central, el motor de la trama y alrededor de la que gira el resto de historias: el triángulo amoroso de Alba/Lidia (Blanca Suárez), Carlos (Martiño Rivas) y Francisco (Yon González). Quizás soy yo el problema, no el triángulo en sí, pero es que me están comenzando a cansar las historias en las que por arte de magia dos amantes de juventud se reencuentran después de que el destino y una serie de malentendidos bastante rebuscados los obligaran (ellos no querían, por supuesto) a separarse. La pareja lidia y lidia contra sus sentimientos, a veces los reprime, a veces no..., mientras marean la perdiz a otras personas (terceros y cuartos en discordia... pobrecitos, no tienen ni una mínima posibilidad de tener un happy end con alguno de los susodichos). No nos engañemos, en cualquier telenovela todos sabemos que, a pesar de los malentendidos y adversidades, los protagonistas están predestinados a estar juntos (vamos, como en Velvet y mil historias más).

Por lo demás, las historias de los otros personajes me han parecido bastante interesantes. Las interpretaciones considero que han estado a la altura: las protagonistas han defendido bien su papel y los roles masculinos también, motivo por el que recomiendo la serie a todos los amantes de las historias románticas de época, bien ambientadas y con buenas interpretaciones.

No obstante, me gustaría que para la próxima producción de Netflix España se atrevieran con otros formatos. En España, no solamente consumimos melodramas románticos, también gustamos de otro tipo de historias. A ver con qué nos sorprende Netflix España la próxima vez (¿una serie policial? ¿una trama de espionaje? ¿una comedia? Solo son sugerencias).

Por el momento, este solo ha sido un comienzo, esperemos a ver qué pasa...



Y ahora descarga 
el calendario de mayo 
que he diseñado haciendo clic en "Lo quiero" 💐


jueves, 13 de abril de 2017

📚Reseña: 'Mary Poppins' de P.L. Travers🌺

Título del libro: Mary Poppins 
Autor: P.L. Travers 
Ilustraciones: Júlia Sardà 
Traducción: Marià Manent 
Número de páginas: 217 
Editorial: Círculo de lectores 
Género: Infantil / Juvenil
Tipo de libro: Narrativa


Popularizada en todo el mundo por la versión cinematográfica que de ellas hiciera en 1964, Walt Disney, las aventuras de Mary Poppins son un clásico de la literatura infantil y juvenil. La institutriz que aparece volando para cuidar de los hermanos Banks y que transforma a partir de entonces su vida cotidiana en una realidad en que, mágicamente, cualquier cosa es posible. Lectura recomendada a partir de 12 años.
Para comenzar, voy a decir sin andar con rodeos que este libro me ha costado una barbaridad acabarlo (a pesar de sus apenas 217 páginas). He tardado casi dos meses. Ahora bien, he estado bastante ocupada y simultáneamente me he leído y terminado un par de novelas más. No obstante, esto es una clara señal de que el libro no me ha enganchado especialmente.

Adoro el clásico de Disney. Es uno de mis favoritos. Ahora bien, el libro y la película son dos cosas muy distintas. Con este libro me ha pasado lo mismo que me pasó cuando leí la novela de La princesita de Frances Hodgson Burnett (que tengo planeado reseñar próximamente) en la que se basa la película de Alfonso Cuarón (otra de mis favoritas de la infancia) y la versión más antigua de la misma protagonizada por Shirley Temple. Las dos películas me marcaron especialmente durante la infancia y la lectura de los libros no ha llegado a la altura de mis altísimas expectativas. Quizás estoy siendo algo injusta...  

No voy a explicar la historia que todo el mundo ya conoce. Hay algunas diferencias con la película, como por ejemplo, el número de niños, en la película son 2 y en el libro 4 (los dos niños suprimidos no aportan demasiado a la historia, así que es como si no estuvieran), en la película la madre es sufragista y está muy ocupada haciendo campaña, en cambio, en el libro es una típica burguesa que deja a sus hijos a cargo de una criada (vamos, lo normal en aquellos tiempos) y Mary Poppins tiene un carácter bastante autoritario (ligeramente distinto al de la película). Si tengo que escoger, obviamente prefiero la película. 

No obstante, hay que recordar que el libro fue escrito en los años 30. Por tanto, el estilo dista mucho del de hoy en día. También hay que recordar que es un libro infantil de los años 30; no esperemos que tenga mucho contenido. Tiene una moraleja al final, eso sí, pero no esperes mucho más que una lectura agradable y entretenida. En mi caso, no es una lectura que me haya mantenido pegada al libro de principio a fin (no esperes cliffhangers al final de cada capítulo ni "truquillos" de ese tipo). Tiene personajes bastante planos (sin mucho trasfondo), pero la magia tiene un aire a realismo mágico que me encanta.

En resumen, teniendo en cuenta todo lo que ya he dicho, la lectura la recomiendo mucho. Al fin y al cabo, es un clásico que ha sobrevivido al paso de los años y merece toda la consideración del mundo. Mi consejo es que lo leáis sin pensar demasiado en la película y mucho menos en la magia de las canciones. Es una de esas novelas que tenéis que coger con mucho amor en vuestros tiempos libres y leerla lentamente saboreando sus palabras sin pensar demasiado en la trama. La prosa es amena y muy agradable de leer.

Además, la edición que he leído la recomiendo muchísimo. Tiene unas ilustraciones preciosas. Sin duda, es una buena pieza de fondo de estantería. Comparto unas fotos para deleitaros con tanta hermosura.



Por último, comparto mis dos canciones favoritas de la película.

Feed the birds, canción que me hacía llorar especialmente y hoy en día es capaz de ponerme los pelos de punta, mi favorita sin duda. Curiosidad: la viejecita que sale vendiendo migas de pan era una actriz de 84 años que estaba enferma del corazón, Jane Darwell. (salió en Lo que el viento se llevó). Walt Disney la recogió en limusina, dijo que la filmación se haría en varias horas nada más y le enseñó todos los escenarios. Esta fue su última aparición en el cine.


Y, por último, la canción que cierra la película, Let's go fly a kite, canción que me hacía dar saltos de alegría cada vez que la escuchaba.



Y tú, ¿la has leído? ¿has visto la película? 
Cuéntame tu opinión.

SOBRE LA AUTORA


Pamela Lyndon Travers (nacida Helen Lyndon Goff) nació en Maryborough, Queensland en 1899. Travers comenzó a publicar sus poemas cuando era todavía una adolescente. Hizo giras por Australia y Nueva Zelanda, antes de ir de gira por Inglaterra en 1924. Allí se dedicó a escribir bajo el pseudónimo P.L. Travers.

La publicación en 1934 de Mary Poppins fue su primer éxito literario. Le siguieron una serie de cinco secuelas (la última en 1988), así como otras novelas, colecciones de poesía y obras de no ficción. Disney realizó una adaptación musical de la obra en 1964. Aunque asesora de la producción, el personaje de Mary Poppins en la película difiere de la concepción original de Travers y esta fue la causa de que no autorizara la adaptación de las cuatro novelas siguientes, pese a los intentos de Disney en persuadirla. Hecho que se refleja en la película de Saving Mrs. Banks (del año pasado).

Murió en Londres en 1996, a los 96 años de edad. Aunque nunca se casó, adoptó un niño.

[COCO TEEN BLOG]