lunes, 1 de mayo de 2017

🎥Reseña: Las chicas del cable (serie de televisión) y calendario de mayo


Género: Drama
Tema principal: Hablarán de ti y de mí (interpretado por Vanesa Martín)
País de origen: España
Época de ambientación: Año 1928
Temporadas: 1
Episodios: 8
Empresas productoras: Netflix y Bambú Producciones
Dirección: Ramón Campos
Creada por: Ramón Campos y Gema R. Neira
Reparto: Blanca Suárez, Nadia de Santiago, Ana Fernández, Maggie Civantos, Ana Polvorosa, Yon González, Martiño Rivas, Nico Romero, Borja Luna, Sergio Mur, Concha Velasco.

En el año 1928 muchas jóvenes mujeres llegan de distintos puntos de España tras abrirse la empresa que revolucionará el mundo de las telecomunicaciones. La historia narra el giro que toma la vida de las cuatro jóvenes cuando se trasladan a la capital española para trabajar en esta empresa. Sus diferentes historias tienen el nexo común de que están atadas por su familia, su pareja o sus recuerdos.


A pesar de que generalmente no publico reseñas de series de televisión, me ha parecido importante hacer esta, porque nos encontramos ante algo excepcional: Las chicas del cable es la primera producción de Netflix España, una co-producción con Bambú Producciones (Velvet, Gran Hotel).

En esta reseña voy a hablar de los aspectos que más me han gustado de esta primera temporada de la serie y los que más me han disgustado.  

Antes de nada, quiero destacar que me ha llamado la atención ver juntos a parte del elenco de El Internado, una serie que en su día me pareció bastante interesante. En el primero episodio, Martiño Rivas ha hecho alusión al dinero que sus padres se gastaron en un internado (¿se referirá a Laguna Negra?).

En primer lugar, he leído críticas en las que se dice que la ambientación no representa adecuadamente el Madrid de los años 20, que si la música electrónica no se escuchaba en esa época, etc. Al contrario de todo lo que he leído por ahí, no considero que este punto sea criticable. En ningún momento, se ha dicho que la intención de esta serie sea presentar un cuadro de costumbres del Madrid de los años 20. Para mí, la ambientación es impecable (como en Velvet, que también me pareció muy cuidada). Justo este aspecto, creo que es el más fuerte de esta productora: el cuidado por la ambientación de sus historias. En esta línea, como no creo que haya intención alguna de mostrar el Madrid real de los años 20, la música escogida tampoco tiene por qué ser realista. Se ha optado por transmitir la idea, no exenta de romanticismo, de los locos años veinte muy al estilo de El Gran Gatsby (la última versión, la de Leonardo Di Caprio). Este aspecto no me ha disgustado en absoluto. Además, he disfrutado mucho con los detalles del ambiente.

En segundo lugar, los problemas contra los que luchan las protagonistas me han parecido muy reales y de interés actual. Las protagonistas (todas ellas de diferente manera) son mujeres fuertes, con las ideas claras, con ambiciones, sueños y esperanzas, que no quieren ser sometidas, y eso me gusta.  

Ahora bien, lo que menos me ha convencido ha sido la historia central, el motor de la trama y alrededor de la que gira el resto de historias: el triángulo amoroso de Alba/Lidia (Blanca Suárez), Carlos (Martiño Rivas) y Francisco (Yon González). Quizás soy yo el problema, no el triángulo en sí, pero es que me están comenzando a cansar las historias en las que por arte de magia dos amantes de juventud se reencuentran después de que el destino y una serie de malentendidos bastante rebuscados los obligaran (ellos no querían, por supuesto) a separarse. La pareja lidia y lidia contra sus sentimientos, a veces los reprime, a veces no..., mientras marean la perdiz a otras personas (terceros y cuartos en discordia... pobrecitos, no tienen ni una mínima posibilidad de tener un happy end con alguno de los susodichos). No nos engañemos, en cualquier telenovela todos sabemos que, a pesar de los malentendidos y adversidades, los protagonistas están predestinados a estar juntos (vamos, como en Velvet y mil historias más).

Por lo demás, las historias de los otros personajes me han parecido bastante interesantes. Las interpretaciones considero que han estado a la altura: las protagonistas han defendido bien su papel y los roles masculinos también, motivo por el que recomiendo la serie a todos los amantes de las historias románticas de época, bien ambientadas y con buenas interpretaciones.

No obstante, me gustaría que para la próxima producción de Netflix España se atrevieran con otros formatos. En España, no solamente consumimos melodramas románticos, también gustamos de otro tipo de historias. A ver con qué nos sorprende Netflix España la próxima vez (¿una serie policial? ¿una trama de espionaje? ¿una comedia? Solo son sugerencias).

Por el momento, este solo ha sido un comienzo, esperemos a ver qué pasa...



Y ahora descarga 
el calendario de mayo 
que he diseñado haciendo clic en "Lo quiero" 💐


1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Soy nueva por tu blog :)
    La serie me llama mucho la atención, no me importaría verla :)
    Besos

    ResponderEliminar

[COCO TEEN BLOG]